Historias de La Garra - KindleGarten

Historias de La Garra, de Dlorean Ediciones

Johnatan Baker «La Garra» es un personaje de literatura pulp creado por Miguel Ángel Naharro. Es un arqueólogo imbuido de poderes místicos, el avatar del dios Siruuk, protagonista de las novelas La maldición de la Diosa Araña y La isla en el fin del tiempo, y del relato «El horror de la mina» incluido en la antología Action Tales 2.

En el volumen Historias de La Garra, Dlorean Ediciones reúne a varios de sus autores más conocidos para que den vida al personaje con ocho relatos.

El resultado enriquece y añade matices al protagonista, sus secundarios y su universo literario, ahora compartido por creadores y amigos.

Autores y autoras que conforman un círculo, como el de Lovecraft, que dinamiza esta Era Dorada del neopulp que vivimos ahora mismo en España.

El prólogo y los orígenes

Historias de La Garra se abre con un prólogo de Jorge del Río, autor argentino al que ya conocemos muy bien en este blog.

Jorge del Río es un habitual de las editoriales pulp españolas y una persona muy cercana a Miguel Ángel Naharro, pese a las distancias. Así que no podía faltar en este volumen.

Cita tres referencias claves para la creación de Jonhatan Baker «La Garra».  Indiana Jones, por supuesto, Allan Quatermain y la serie televisiva Los cuentos del mono de oro, siempre añorada y nunca lo bastante reivindicada.

Desde aquí invito a Jorge a revisionarla sin miedo (existen capítulos completos en Internet). Porque descubrirá que su encanto incluso ha aumentado.

Los relatos del creador

Naharro cuenta con tres relatos: «La daga de la muerte», «El cristal de Zanthu» y «La expedición perdida».

«La daga de la muerte» bebe directamente del espíritu de las cintas de Indiana Jones. La persecución en el interior de un tren podría estar protagonizada perfectamente por el homólogo spielbergiano de La Garra.

Veremos a Baker en busca de una preciada arma mística y enfrentado a dos enemigos que comparte con Indy: la secta Thugee y los nazis.

Sus secundarios, Morodo y Walkyria, tienen una aparición breve pero importante.

Y no falta Hades, personaje por el que el autor tiene predilección (puede comprobarse en su libro de relatos Tenebrae).

«El cristal de Zanthu» cuenta con la intervención de Farris, el Agente Oculto, miembro de la Liga de lo Oculto que ya figurara en la novela La maldición de la Diosa Araña.

También con la debutante Samantha Olson, una periodista arrojada y decidida.

«La expedición perdida» une dos temas que siempre fascinan. Las expediciones a lugares helados e inaccesibles, donde siempre moran bestias antropomorfas que han sobrevivido ocultas a la humanidad (el Yeti, el Sasquatch, el Migou). Y la ciudad de Shangri-La, de la novela Horizontes Perdidos de James Hilton.

Naharro introduce también un personaje nuevo, el Lama Carmesí.

La Garra vista por los demás

«La noche de la momia», de Julio M. Freixa

Historia ambientada en Nueva York en que La Garra comparte protagonismo con una creación de Freixa, la justiciera enmascarada Silueta de Seda. Una masked girl al estilo de Miss Masque o La Fantasma Rubia.

Freixa aparca a los secundarios de La Garra y sirve una aventura policíaca, en línea con las historias de mistery men.

Johnatan Baker y su aliada deben resolver un misterio que implica viejas investigaciones arqueológicas en Egipto y una momia robada mientras lidian con la incompetencia policial.

«La llave de la destrucción», de Ana Morán Infiesta

La autora entrega una historia atractiva porque la dedica el personaje de Walkyria y de su escuadrón de aviadoras, Las doncellas del aire.

Como gran parte de la obra de Ana Morán, por no decir toda, gira sobre la figura de Erthera. Una divinidad cuyo culto se extiende a lo largo de todo el globo y de todas las épocas.

Tenemos una isla misteriosa, una temible fuente arcana de poder sobrenatural y mucha acción. En la que protagonizan Walkyria y sus aliadas, que aquí ya tienen nombre, nacionalidad y habilidades propias.

Hasta ahora solo conocíamos a Erika, que aquí aparece también. «La llave de la destrucción» refleja los elementos constantes de la obra de esta autora. Personajes femeninos, representación de la diversidad afectiva, puntos de erotismo y buenas escenas de lucha.

«La tumba de la triste figura», de Luis Guillermo del Corral

El creador de Dark Spider y Valentina la Roja une dos mundos en apariencia antitéticos como son el pulp y la inmortal El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Pero la novela de Cervantes era la literatura popular y superventas de su época y todo casa con armonía.

Un orientalista tuckerizado como Almansur Naharro pone a La Garra tras un secreto oculto en un antiguo pergamino escrito en castellano.

Junto a Morodo y la periodista Samantha Olson, que del Corral retoma para su historia, viajan a España para buscar la espada Durandal. Una reliquia relacionada con la novela cervantina. Para intentar evitarlo tenemos una secta bastante violenta.

Veremos que, como Indy, La Garra puede luchar, saltar y mantener peleas multitudinarias sin que se le caiga el sombrero.

«El avatar de la Diosa Araña», de Raúl Montesdeoca

Este autor toma toda la imaginería del universo literario de Miguel Ángel Naharro para la aventura más épica del volumen.

Los Sumai, pueblo adoptivo de Johathan Baker, su amada e inaccesible Zira, y el reaparecer de dos antiguos enemigos de La Garra. Anansi (la diosa araña) y Mbonai (el sumai traidor agraviado por la elección de Johnatan Baker como avatar del dios Siruuk), que ya aparecieran en La maldición de la Diosa Araña.

Raúl Montesdeoca pone a La Garra en un aprieto. Le lleva de vuelta a Kenia y le enfrenta a sus enemigos en una batalla a gran escala.

En la que intervienen tanto las Doncellas del aire como el ejército colonial británico y una suma de tribus africanas ayudadas por bestias preternaturales.

«Los guerreros del interior de la montaña», de Pako Domínguez

El volumen se cierra con una narración breve en forma de relato enmarcado.

La Garra le cuenta a un interlocutor una historia sobre un legionario romano perdido en África que se convierte en avatar de Siruuk.

La narración enmarcada termina en suspenso, queda interrumpida.

Pero muestra un antecedente al caso de Johnatan Baker, con un ajeno al pueblo de los Sumai convertido en La Garra por la voluntad inescrutable de Siruuk.

Ocho relatos de La Garra, muchas aventuras

Historias de La Garra es una oportunidad de disfrutar de la interpretación que cinco autores destacados del pulp nacional, además del propio Naharro, hacen de La Garra y de su mundo.

El conjunto tiene gusto verdadero a viejas historias de aventuras, a ambientación en los años 40, a capítulo de Los cuentos del mono de oro con sus viajes en avioneta sobre fondo de croma. A decoración tiki, a nazis apareciendo cuando los héroes han encontrado el ídolo perdido (el jefe diciendo «gracias por encontrarlo para nosotros, herr Baker»). Y a escenas de lucha en cuevas de cartón piedra.

Los seis estilos narrativos comparten el ritmo vivo y el foco en la acción, con lo que el conjunto resulta en una lectura divertida, de pura evasión.

Un libro recomendado por igual tanto para completistas como para lectores ocasionales que solo quieran pasar un rato entretenido. Porque los ocho relatos se pueden leer de forma independiente de las novelas.

Historias de La Garra está publicada por Dlorean Ediciones en su colección Savage. Puede encontrarse en su página web.

Bloguero, escritor y redactor de contenidos. Colaborador de las revistas Windumanoth, HyperSpace y Libros Prohibidos, y del podcast El Sótano de Radio Belgrado. Miembro de la revista Tantrum y del colectivo Inicia Literaria. Autor de Leyendas del Colt con el seudónimo Kenneth James.
Entradas creadas 404

2 pensamientos en “Historias de La Garra, de Dlorean Ediciones

  1. Una fantástica reseña, que refleja muy bien lo que es la antología. Habrá más historias de Jonathan Baker, eso por descontado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba