La lógica de lo absurdo - KindleGarten

La lógica de lo absurdo, de R.R. López

En enero del 2015, en KindleGarten conocimos a R.R. López con su lovecraftiana Imposible pero incierto, su segunda novela tras Historias que no contaría a mi madre. Han pasado tres años, y no ha parado de escribir. Dedicando parte de su obra a una temática tan controvertida como es lo paranormal. Dos libros ─Lo poco que sé del misterio (2015) y Seres de otra dimensión (2017)─ y colaboraciones en medios especializados como Enigmas, Más Allá o Año Cero son suficientes para corroborar que el autor es un gran conocedor del tema. Ahora lo ha desarrollado en la ficción, con La lógica de lo absurdo, o el asombroso viaje de Hermenegilda Ósea. Una historia de humor absurdo, aventuras surrealistas y personajes esperpénticos.

El estilo literario de R.R. López tiene referentes claros. Uno, irrenunciable, es el español Eduardo Mendoza. Entre los otros es fácil reconocer a Christopher Moore y a Terry Pratchett. El resultado es una narración desenfrenada. Donde los acontecimientos se agolpan y se suceden entre situaciones ridículas, confusiones, experiencias extracorpóreas, viajes por el mundo resueltos a velocidad vertiginosa y mucho espacio para el misterio y lo inexplicable.

La protagonista, Hermenegilda Ósea, una mujer de mediana edad que vive ociosa (es la heredera de una empresa de bidés de lujo) sufre una experiencia mística durante la célebre romería de El Rocío, en la que la Virgen le revela su verdadera naturaleza. El hallazgo de un enigmático mensaje en un artículo comprado en un bazar chino la lanzará a un viaje alrededor del mundo. Acompañada de Genaro, un prejubilado de banca. Y del despreocupado dominicano Lautaro. Una odisea que la expondrá a diversos peligros y terminará por cruzar su camino con el legado del matemático hindú Srinivasa Ramanujan.
La novela de R.R. López se sirve de una trama alocada. De una sucesión de momentos disparatados que no dan tregua al lector, para realizar un ejercicio de divulgación sobre un tema que no sería justo tildar de paranormal o magufada. La adopción, por parte del cristianismo ─y en particular del catolicismo─ de los cultos femeninos pre-judeocristianos mediterráneos, y de su «camuflaje» y pervivencia a través de la figura de la Virgen María. Así, el autor incluye en la trama varios ejemplos de mitología comparada que resultan creíbles y traslucen el trabajo de documentación que hay detrás. Estos fragmentos cortan un poquito el desarrollo de la acción y, a veces ─como cuando Hermenegilda se enfrasca en Google a indagar sobre el tema─, bordean peligrosamente el infodumping. Pero quedan compensados por los dos grandes aciertos de La lógica de lo absurdo: su ritmo vertiginoso y su extensión moderada.
Muchas otros enigmas tienen su espacio en la novela. La teletransportación, el Mothman, el factor Oz, la xenoglosia… Que en la novela son reales, tienen su peso en la trama y requerirán, tal vez, un esfuerzo de suspensión de incredulidad por parte de los más escépticos.
Componente paranormal aparte, La lógica de lo absurdo está marcada por su sentido del humor surrealista, sin límites a la hora de ofender o herir sensibilidades. Que comienza por la onomástica castiza, de tebeo Bruguera ─Hermenegilda, Genaro…─ y que tanto recurre al costumbrismo, a iconos casposos de la cultura pop como Enrique y Ana o Rafaella Carrá, a la escatología al estilo Borat, como a las metarreferencias al mundo particular del autor, sean el ligre o la aparición de Aikikirikí, el superhéroe sevillano.
La Lógica De Lo Absurdo R.R. López
La lógica de lo absurdo es, por encima de todo, una novela divertida. De humor sin filtros en el que nada está a salvo de la sátira. Ni la filosofía china con toda su sabiduría milenaria, ni las ONGs, ni el catolicismo, ni el New Age, ni IKEA ni Eurovisión. R.R. López sabe encontrar el lado absurdo de todo lo que nos rodea ─y de nosotros mismos─ y retratarlo de forma cáustica.
Como comentamos, no es un libro muy extenso. Así que se hace ligero y se termina enseguida. R.R. López abre muchas subtramas y por momentos parece olvidarlas, aunque finalmente todo termina encajando sin hilos sueltos. Una especie de Hombres de Negro, un trasunto del falso monje shaolin de Bilbao, un joven matemático chino, un ser de otra dimensión y el mentado Ramanujan. Todos confluyen y la historia llega a puerto tras muchos encontronazos, enredos y hasta momentos propios del Slapstick.
Una novela delirante, en resumen, para reírse sin prejuicios. Que deconstruye además la literatura de enigmas paranormales ─Dan Brown y similares, que saturó las librerías hace unos años─ buscándole el lado divertido.
La lógica de lo absurdo puede comprarse en Amazon
Página de R.R. López
Bloguero, escritor y redactor de contenidos. Colaborador de las revistas Windumanoth, HyperSpace y Libros Prohibidos, y del podcast El Sótano de Radio Belgrado. Miembro de la revista Tantrum y del colectivo Inicia Literaria. Autor de Leyendas del Colt con el seudónimo Kenneth James.
Entradas creadas 404

2 pensamientos en “La lógica de lo absurdo, de R.R. López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba