Atracadores - KindleGarten

Atracadores

Atracadores (2016) permite ver cómo tratan los franceses el subgénero de atracos y bandas de delincuentes, y no lo hacen mal. 

Dirigida por Julien Leclercq, gira en torno a un grupo de atracadores parisinos (no se complicaron con el título) especialistas en furgones blindados. Tras un golpe exitoso, uno de ellos, el novato y hermano pequeño del líder de la banda, se va de la lengua y acaba complicando a todo el gang con un poderoso cártel de la droga, que les exige un trabajo como pago. 

La banda protagonista, formada por franceses de origen magrebí (salvo uno, Erik, interpretado por Guillaume Gouix) tienen un tabú con las drogas, pero no les queda más remedio que acceder, porque son un grupo pequeño que no puede ir a la guerra contra las traficantes, un ejército muy peligroso y con muy malas pulgas. 

El trabajo saldrá mal, y los distintos miembros de la banda se verán cercados por la Policía, y huyendo entre tiroteos y persecuciones a pie, en motocicleta o en automóvil.

Atracadores - KindleGarten

Julien Leclercq es un director especializado en el cine de acción (El asalto, Lukas) y le da a Atracadores un ritmo y una viveza que la hacen muy entretenida. También credibilidad: todo resulta real y verosímil, con una ambientación muy cercana, muy europea, y escenas y situaciones que te convencen sin tener que poner demasiado de tu parte. 

El reparto es sobrio y correcto, con Sami Bouajila como Zeri, líder de la organización. El aspecto de los actores es muy natural, pegan en sus papeles. Y sus personajes se ven humanos, no estereotipos ni calcos de las producciones estadounidenses. 

Atracadores demuestra que los franceses manejan el cine de acción con bastante solvencia, y que no se limitan a las comedias (a ritmo de seis o siete «comedia francesa del año» por año). 

Se agradece que tirasen de realismo: por un lado, arriesgando al mostrar a la mayor parte de los criminales como personas de origen magrebí o subsahariano (porque reflejan también el desarraigo y la marginación a la que sigue expuesta esa comunidad en Francia). Por otro, retratando cómo blanquean el dinero los delincuentes, ciudadanos respetables propietarios de cadenas de lavanderías y otros negocios legales, o el deseo redención: abandonar el crimen y empezar de cero.  

Atracadores - KindleGarten

Buenas escenas de acción, drama, historias de lealtad familiar y entre compañeros, algún detalle durillo… Atracadores es un entretenimiento correcto, artesanal, y de visionado agradecido. Además es cortita y no rellena con paja, así que no da tiempo a aburrirse. Poco más se le puede pedir. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *